Los mercados financieros asiáticos vuelven nuevamente a las pérdidas tras la jornada del marte con suaves subidas. Los inversores siguen mostrando una actitud pasiva a la espera de cambios en la situación macroeconómica mundial y en concreto esperan datos económicos de Europa y Estados Unidos que no sólo indiquen que mejor de lo esperado, sino que sean mucho mejor de lo esperado.

El martes bastó con el acuerdo de la Unión Europea sobre el déficit y la recuperación de los mercados norteamericanos al final de la jornada de negociación para subir suavemente, pero hoy y a pesar de haber conocido los datos del PMI de las mayores economías asiáticas con un resultado mixto,. Esto no ha sido suficiente para eclipsar los malos datos macroeconómicos provenientes de Estados Unidos donde la confianza del consumidor descendió tres puntos hasta 61.1 tras dos meses de subidas del indicador.

La pérdidas medias de los mercados financieros asiáticos fueron de un -0,3%, destacó la bajada del Shanghái Composite del -1,07% compensando la subida del día anterior. El ASX continuó su escalada de pérdidas de esta semana bajando un -0,87% y el Hang Seng cerró plan bajando un 0,28%.


En el lado de las ganancias los cierre fueron planos, el Kospi cerró con un subida del 0,18% y el Nikkei manteniendo la línea semanal terminó la negociación con mínimas ganancias del 0,08% al igual que el Taiex.

En la jornada de hoy hemos podido conocer los datos del PMI manufacturero que nos muestran una situación mixta en Asia. Mientras que el PMI de China e India mejora y muestra la expansión del sector manufacturero, en Corea y Taiwán disminuye el dato advirtiendo la contracción de las manufacturas.

En el caso de China las previsiones eran de un dato de 49.5 que mostrara la contracción de las manufacturas, la encuesta nos muestra una subida hasta 50.5 desde 50.3. Esta subida puede der debida a dos elementos, el primero de ello es que la encuesta oficial del PMI tienen como basa fundamental las grandes empresas chinas que de momento están viéndose menos afectadas por la crisis mundial y el segundo es el aumento de la demanda interna que compensa las pérdidas en otros subsectores de la encuesta. Este último factor podría ser de carácter estacional debido a las vacaciones por el nuevo año chino y no un elemento real en el tiempo.

Por otro lado la encuesta HSBC indica lo contrario que la encuesta oficial y muestra una situación estable del PMI, aumentando ligeramente a 48.8, desde 48.7 del mes anterior. En ambas encuestas se observa una caída de las exportaciones debido a la crisis de la deuda soberana europea, pero al mismo tiempo nos proporciona el subíndice de inflación en una posición estable.

La conclusión del PMI HSBC es que China continua en un proceso de contracción económica por la disminución drástica de las exportaciones a los países afectados por la crisis de la deuda soberana y la demanda interna sigue siendo débil debiendo aumentar su peso en la economía china.

Otro dato que confirma la continuación de la caída de la economía china es la nueva disminución de los precios de la vivienda en un 0,18%. Esta disminución en el precio es en parte fruto de las medidas tomadas por el gobierno central con el fin de reducir la especulación inmobiliaria y evitar una quiebra del crédito por impago.

Si bien la política del gobierno central chino parece adecuada con el fin de enfriar el sector inmobiliario y la inflación, esta política tiene dos problemas. El primero es la reducción de ingresos de los gobiernos locales en la venta de terrenos. Esta disminución de liquidez puede llevar a una situación de peligro por la si aumenta el número de crédito de dudoso cobro y no se tienen suficiente liquidez para minimizar el impacto del impago.

En segundo lugar, esta tensionando a las constructoras que están viendo una reducción de su liquidez que en un futuro cercano puede hacer quebrar muchas de estas compañías.

Cambiando de país es de destacar que Corea del Sur ha anunciado que por primera vez en los últimos dos años su balanza comercial ha sido negativa. Este déficit comercial es producto de una disminución de sus exportaciones en un 6,6% y en un aumento de las importaciones del 3,6%.

Este dato junto al PMI nos muestra la debilidad del crecimiento de Corea que en el último trimestre se desaceleró un 0,4% respecto al mismo trimestre del año 2010.

Por lo que respecta al PMI, si bien repunto hasta 49.2 desde 46.4, sigue moviéndose por debajo de 50 que indicaría un cambio expansivo.

India es otro de los países de Asia de los que hemos conocido su PMI y en su caso creció hasta el 57.5 el más alto de los últimos ocho meses. En diciembre el PMI fue 54.2.

Si bien India mantiene un crecimiento alto, tiene otros problemas que pueden contener este movimiento expansivo. Primero, el gobierno indio acumula cada vez un déficit más alto con una moneda fuerte y un mercado donde la liquidez no abunda. No olvidemos que el excesivo endeudamiento de los países europeos nos ha llevado a la actual fase de la crisis del 2008.

Otro elemento a tener en cuenta en el caso de la India es el aumento progresivo del déficit comercial donde las exportaciones tan sólo crecieron un 6,7&%, mientras que las importaciones aumentaron un 19,8%, lo que nos indica que la demanda interna es débil y podría no absorber los efectos de una drástica disminución de las exportaciones.

Por último tratar el caso de Australia cuyo PMI creció 1.4 hasta 51.6. S bien  este indicador muestra una expansión de la economía australiana esta se debe al subsector de las exportaciones y más en concreto, de la minería. Si bien en la jornada del martes los analistas mantenían que la minería australiana continuaría siendo el motor del crecimiento independientemente de la situación de China, primer importador de mineral australiano. Yo mantengo otro punto de vista, creo que China y Australia están estrechamente unidos y sigue disminuyendo el precio de la vivienda en  China y el sector inmobiliario e enfría, las exportaciones australianas se verán afectadas. A este elemento fundamental hay que añadir la fortaleza del dólar australiano.

En el `lado positivo diré que la nueva legislación restrictiva de la India respecto a las exportaciones de mineral han favorecido a los australianos que rellenaran ese hueco del mercado. También hay que resaltar que el subsector de alimentación y bebidas ha crecido apoyando la subida del PMI.

Por último destacar la disminución de venta de viviendas en Australia, con una caída del 4,9% y la bajada en los precios del 1%.

 
Top