Los  mercados financiero asiáticos no parecen estar imbuidos por el espíritu navideño y nuevamente cierran a la baja y es especialmente significativo el cierre del mercado financiero chino que cae a niveles del año 2.009. En la última sesión el Shanghái Composite cerró con unas pérdidas del -1,1% y el Shenzhen del -2,6%.

Otros mercados de la región cerraron con menores pérdidas, el Nikkei -0,5%, el TAIEX -0,1% y como movimiento destacado el Kospi que llegó a perder -2,3%, aunque consiguió recuperarse y cerrar en -0,8%.

Cada vez resulta más evidente que la desconfianza de los inversores aumenta y que las perspectivas de crecimiento del área asiáticas resultan cada vez menos atractivas.

Los inversores prevén una crisis de liquidez en el mercado chino que podría poner en la cuerda floja el crecimiento del gigante asiático y precipitar el estallido de la burbuja inmobiliaria.

En el lado positivo, los movimientos del gobierno japonés y chino para mejorar las relaciones bilaterales entre ambos países y de este modo reconducir sus exportaciones hacia la zona Asia-Pacífico.

Un primer paso es la futura compra del Japón del $10.000M en deuda soberana china denominada en yuanes. A esta medida sumar la determinación cambiaria yen/yuan que permitirá hacer operaciones directas en las monedas nacionales reduciendo los gastos financieros que provocaban las conversiones a dólares.

Un tercer paso por parte de China para animar a la inversión extranjera es el RQFII, que si bien es muy limitado en cuanto a su inversión, tan solo 20M de yuanes, permitirá a las autoridades económicas de China ajustar un futuro sistema de inversión en yuanes por parte de Fondo de Inversión extranjera. De momento en gobierno chino ha concedido 12 licencias RQFII. Esperemos que esta primera experiencia anime a las autoridades chinas a abrir en mercado en yuanes.

La situación actual de los mercados financieros asiáticos está más cerca de nuevas bajadas, que de una recuperación de los índices, a esto se une las dudas de los mercados europeos que en la jornada de hoy se o bien se mantienen planos u optan por nuevas bajadas.

Los futuros de Chicago tampoco auguran una apertura en positivo por lo que parece probable que la jornada de mañana de los mercados financieros asiáticos se mueva entre valores planos o negativos.
 
Top