Los mercados financieros asiáticos han cerrado en la jornada de hoy, por cierto festiva en la mayoría de los principales mercados financieros internacionales, de forma mixta, mientras que el Nikkei ha subido un 1%, el Shanghái Composite ha retrocedido -0,7% debido a las malas expectativas que se presentan para este mercado en el 2012.

Si bien las noticias son más bien escasas por las fechas en la que nos encontramos y muchos operadores han dado por finalizado el año sí que me gustaría resaltar los  resultados del viaje del viaje del primer ministro japonés Yoshihiko Noda con su homólogo chino Wen Jiabao.

Este viaje ha sido fructífero para ambas potencias pues va a permitir cambios substanciales sobre sus relaciones económicas.

Como ya habíamos observado desde este blog, la economía China intentaba compensar su disminución en las exportaciones hacia los países desarrollados buscando ampliar su presencia en el mercado regional asiático y de hecho esta política había funcionado hasta cierto punto. Parecía evidente que dicha política no podía alcanzar su plena potencia sin tener en cuenta a la una de las economías más potentes del mundo como es la de Japón.

Esta falta de acercamiento era producto de problemas políticos, pero curiosamente uno de los puntos de desencuentro como es la política China hacia Corea del Norte y ha propiciado un clima de encuentro que ha permitido el viaje del primer ministro japonés.

A su vez, Japón ha sufrido una drástica disminución de sus exportaciones debido a la crisis de la deuda soberana europeo y sus consecuencias en los países desarrollados y no había sido capaz de hacer girar estas exportaciones hacia la región asiática, pero este viaje puede hacer cambiar esta situación.

Del encuentro podemos sacar las siguientes conclusiones. La primera y más evidente la relajación de las relaciones políticos económicas entre ambos países. Un segundo beneficio es la inversión de Japón en deuda soberana China denominada en yuanes; esta inversión permitirá a la deuda soberana China recibir un impulso en su internacionalización por un lado y por otro, un apoyo a su moneda que busca un lugar entre las divisas internacionales.

El tercer beneficio es la disminución de los costes financieros en las transacciones bilaterales pues el 60% de dichas transacciones se realizaban en dólares. Este cambio de política fortalecerá la convertibilidad del Yuan y conseguirá disminuir los riesgos del cambiarios, permitiendo una mayor estabilidad entre el yen y el yuan, además de flexibilizar la política cambiaria sobre el yuan.

Cuarto beneficio y que ya he comentado al principio de este artículo, aumento en el intercambio comercial bilateral que permita compensar parcialmente la disminución de las exportaciones hacia los países desarrollados.

Y quinto y último, un futuro acuerdo a tres bandas entre China, Japón y Corea del Sur que permitiría enormes beneficios mutuos económicos además de disminuir tensiones en la zona asiática.

Una segunda noticia de interés, son las declaraciones del gobernador del Banco Central de China quien argumenta a favor de la disminución de los depósitos de reserva con el fin de permitir una mejedora en el flujo de capitales. Esta posible mejor en el flujo de capitales y unos primeros pasos en los permisos a fondos extranjeros para invertir en yuanes, podría convertir al mercado financiero chino en un lugar atractivo para inversiones con una rentabilidad razonable.

He de decir que de momento la inversión de fonos extranjeros en el mercado financiero chino está limitada a tan solo 20M de yuanes y solamente a fondos concede en Hong Kong y por supuesto están reguladas estas inversiones a través del RQFII.


En la apertura de mañana se espera una jornada tranquila en la que volveremos a ver subidas en los mercados. No olvidemos que se acerca el cierre del año y del trimestre.
 
Top