Mercados financieros asiáticos: La intervención del Fondo soberano Chino dispara los índices
Tras una subida de Down Jones cercana al 3%, los mercados financieros asiáticos continuaron con la orgía alcista, que se vio apoyada por la compra de acciones  por parte de Central Huijin, rama local del Fondo Soberano chino de las principales entidades bancarias chinas, Agricultural Bank of China, Industrial & Commercial Bank of China y China Construction Bank.

Esto llevo al Hang Seng, mercado financiero de Hong Kong a cerrar con una subida cercana al 3%, al mercado financiero coreano a niveles cercanos también del 3% y al Nikkei a apuntarse una subida del 1,95%.

Pero realmente esta intervención directa sobre los principales bancos chinos ¿qué es lo que busca?
La intervención podría intentar solapar una realidad que en el corto plazo puede hacerse evidente, “la burbuja inmobiliaria”.

En estos momentos la economía China mantiene unos niveles de crecimiento que rondan el 7%, pero que sucedería si se redujese el crecimientos del 5%. Simplemente que la burbuja inmobiliaria estallaría en la manos del gobierno chino. Por eso es vital para la economía China volver a niveles de crecimiento del 8%/9%, pero para ello necesita casi de manera imperiosa, que los problemas de la duda soberana y el enfriamiento de la economía norteamericana comiencen a resolverse. Si China finalmente se viera contagiada por la crisis actual, supondría una nueva fase en la crítica situación de la economía mundial.

Pero todo lo dicho anteriormente aún forma parte del futuro, esperemos que antes que pueda verse afectado el gigante asiáticos los países europeos y Estados Unidos tomen las medidas adecuadas para contener la crisis y permitir a las economías avanzadas comenzar el camino de la recuperación.

Los mercados financieros europeos, sonrisas y lágrimas de una crisis
Como el título de la película “Sonrisas y lágrimas”, los mercados financieros europeos pasan de la alegría compradora, a la tristeza vendedora.

La apertura de los mercados financieros europeos con alzas que rondaban el 0,5%, para pasar a bajadas medias del -0,75%.

La realidad es que después de una lectura positiva de la reunión de Merkel y Sarkozy (no por mi parte) por los mercados y que hizo que muchos inversores cerraran posiciones cortas a la espera de acontecimientos. Hoy mientras tomábamos el café hemos conocido que la reunión de este fin de semana de los jefes de estado de la Unión Europea se retrasaba una semana, quedando fijada para el 22/23 de octubre. La razón de este retraso parece ser que es para dar tiempo a elaborar las medidas pactadas por Francia y Alemania para parar la actual crisis de la deuda soberana.

Me resulta extraño, que si estas medidas van a resultar la panacea para la resolución de la crisis no se hayan filtrado informaciones sobre en qué van a consistir, y como se pretenden implementar.

Por otro lado, la comisión enviada por la Troika a Grecia, ha terminado su trabajo, que por cierto ya les ha costado. Sobre este informe técnico no sabemos con exactitud, cuando podremos conocer los detalles. Curiosamente tampoco se han filtrado sus conclusiones para calmar a los mercados financieros.

A esta falta de filtraciones interesadas, tenemos que unir las declaraciones del todavía presidente del BCE, reconociendo el carácter sistémico de la actual crisis de la deuda soberana en Europa y las dificultades que ello entraña para una recuperación económica. Milagrosamente, cuando el cargo deja de pesar, Trichet reconoce el carácter estructural de la actual crisis y no coyuntural.

Y un último punto respecto a la situación europea. El último país de la Unión Europea por votar la reestructuración del EFSF parece que de momento va a votar en contra. Si esto sucediera, las dieciseises votaciones anteriores no valdrían para nada, con lo es de esperar que la presión sobre Eslovaquia para que apruebe la ampliación será muy fuerte. En caso que esta presión no diera sus frutos, no se sabe que hará la Unión Europea para resolver el conflicto.

La situación tragicómica de Eslovaquia, lo que pone de manifiesto es la inoperancia del actual esquema de funcionamiento de la Unión Europea y la necesidad de una reestructuración del actual Tratado de la Unión.

Los mercados financieros norteamericanos
En la jornada de hoy sin referencias macroeconómicas importantes en Estados Unidos y después de las subidas de la última jornada, los futuros de Chicago vienen con descensos.

Habrá que esperar a la apertura de los mercados financieros norteamericanos para saber la interpretación que hacen de la situación de Europa y la credibilidad que dan a las futuras medidas a tomar para contener la crisis.

El VIX descendió en la última jornada hasta el 33%, pero aún está muy lejos de niveles del 20% de mediados de año.

Tendremos que esperar hasta la reunión del 23 de octubre, si no re vuelve a retrasar y al G20 de primeros de noviembre para conocer las medidas que tienen previstas implementar los políticos para contener la actual crisis y mientras tanto los temores de los mercados financieros siguen sobrevolando sobre los inversores.
 
Top