En esta nueva semana tras la aprobación de las medidas para hacer frente a la crisis soberana por parte de la Unión Europea, los mercados no sólo miraran las declaraciones de los políticos a propósito de cómo se implementaran las decisiones tomadas, sino que también  a los datos macroeconómicos que volverán a pesa en las decisiones de inversión de los inversores.

El comienzo de semana se presenta con recortes de los mercados financieros internacionales. Muchos inversores realizaran beneficios buscando posiciones mejores posiciones para enfrentar los dos acontecimientos que determinaran el cierre semanal de los mercados financieros internacionales, estos son la reunión del miércoles del BCE con su nuevo presidente Draghi y la reunión del G20 el ¾ de noviembre donde podremos conocer más datos de cómo piensa implementar la Unión Europea las medidas tomadas el miércoles de la semana pasada y otro elemento sumadamente importante que es la participación de parte de los miembros del BRICS en el EFSF.

También destacaré en el plano macroeconómico en Europa los PMI, el IPC de octubre y la decisión sobre los tipos de interés del BCE.

En Estados Unidos el ISM, la encuesta ADP del viernes y la comparecencia de Bernanke tras la reunión de la FED el miércoles.

Mercados financieros asiáticos
Como no podía ser menos los mercados financieros asiáticos cierren su primer día de mercado con recortes medios dl 1,7%, bajando el Nikkei un 0,7% y el mercado financiero chino un 0,21%.

Como ya hemos dicho en la introducción, estos recortes se deben a las fuertes subidas de la semana pasada y la búsqueda de realización de beneficios. Esta  salida del mercado permite a los inversores buscar posiciones a mejor precio para enfrentar el cúmulo de noticias que surgirán del miércoles en adelante y donde comenzaremos a ver si realmente las medidas tomadas por Europa serán implementadas adecuadamente en tiempo y forma.

Mi opinión se basada en la experiencia y es que tan sólo implementaran aquello que sea estrictamente necesario y se vean obligados por una situación de peligro, en definitiva, que sólo implementaran aquello que no les quede más remedio.

En otro orden de cosas, el gobierno japonés ha tenido que intervenir en la cotización del yen frente al dólar, alcanzado su nivel más alto desde la Segunda Guerra Mundial, 75.31.Después de la intervención, el cruce llego hasta los 79.45.

Continuando en Japón, hemos visto que el BOJ ha rebajado su previsión de crecimiento del año 2.012, que ha pasado del 2,9% al 2,2%, y quedando para el año en curso en 0,3%, frente al anterior 0,4%.
También destacar la caída tras seis meses  de avances de la producción industrial japonesa en un 4%, el doble de lo esperado por el mercado.

En el lado positivo, Japón ha mejorado sustancialmente sus cifras de desempleo, pasando del 4,7% de julio, a un 4,1% en septiembre.

Por último, estar pendiente del PMI de China mañana, este dato es importante para conocer si los efectos de la crisis de la deuda soberana europea siguen influyendo en el crecimiento de la economía China que su último dato fue 51.2. Recordar que por debajo de 50 supone la contracción de la economía del país, aunque el consenso mantiene que el dato será mejor que el anterior, llegando a 51.8.

Mercados financieros europeos
Europa al igual que Asia ha abierto con recortes en la búsqueda de realización de beneficios y a la espera de la bajada de los mercados financieros europeos buscando mejores posiciones para hacer frente  a los acontecimientos de esta semana.

Como ya hemos dicho en el comienzo de análisis, este miércoles Draghi presidirá por primera vez la reunión de BCE como presidente del banco y en función de sus declaraciones o de la adopción de una bajada de tipos de interés podremos saber como dirigirá en su mandato los destinos del BCE. Según algunos analistas, Draghi es una persona más pragmática que Trichet, pero esto no lo veremos hasta que tome sus primeras decisiones. Además hay que tener en cuenta que el hecho de ser presidentes del BCE puede cambiar radicalmente a una persona y lo que antes le parecía bien, ahora le puede parecer todos los contario.

En el orden macroeconómico, los datos que vayamos conociendo esta semana también tendrán su importancia a la hora de la toma de decisiones. Por ejemplo, si el dato de IPC es bueno, estos ayudarían al nuevo presidente del BCE a anunciar la bajada de tipos de interés, medida esperada por los mercados y  que permitiría una estimulación del consumo, elemento necesario para la recuperación económica.

En otro orden de cosas, el EFSF ha recibido por parte de las tres agencias calificadoras las máxima nota AAA. Esta nota tan alta nos permite deducir que tanto la liquidez del fondo, como su apalancamiento, ha gustado a las agencias calificadoras.

Otro elemento que será vital durante esta semana, será la reunión del G20 en Cannes, donde se conocerán más detalles sobre la implementación del acuerdo adoptado el miércoles por la Unión Europea y posiblemente también conozcamos detalles de como piensan participara en el EFSF China y otros países del BRICS.

Los datos macroeconómicos más relevantes de esta semana serán el IPC, los dato de empleo y la decisión sobre tipos de interés del BCE.

Mercados financieros norteamericanos
AL igual que el resto de mercados financieros internacionales, los norteamericanos vienen con bajadas y al igual que el resto estarán a la espera de lo que ocurra en la reunión del G20.

En el plano macroeconómico,  resaltar el dato del deflactor del gasto subyacente que le  gusta tanto a la FED para tomar medidas de estimulación de la economía. El deflactor muestra una desaceleración pasando del 1,7% al 1,6%. Esta tendencia a la baja mostraría que existen indicios de una bajada de la inflación, elemento que siempre ha priorizado la FED. Si la inflación se mantuviera en niéveles bajaos permitiría a la FED aplicar medidas del tipo QE3 tan ansiada por los mercados financieros.

Si la FED anunciara el QE3 y la Unión Europea implementara correctamente las medidas aprobadas el miércoles,  podríamos asistir a una acción conjunta que sí tendría consecuencias muy beneficiosas en la recuperación del crecimiento en la economía mundial.

En el plano macroeconómico, eta semana destacan el ISM, el discurso de Bernanke y la encuesta ADP del viernes.

El VIX descendió la última jornada un 3,65% alcanzando el nivel de 24,53%.

 
Top