Tras las subidas del día de ayer, las bolsas europeas continúan con tendencia ascendente a la espera del conjunto de intervenciones del día de hoy. Tendremos la comparecencia de Trichet del BCE, el discurso de Bernanke y la presentación de las medidas del presidente Obama.

El día de hoy puede ser trascendental si los discursos de la FED y del BCE anuncian o se pueden atisbar las medidas demandadas por los mercados y en el caso de Obama, si es capaz de transmitir la credibilidad necesaria para que su plan de reactivación se vea como algo real.

Que se espera de cada una de las intervenciones. En el caso del Trichet del BCE, que anuncie que en las próximas revisiones delos tipos de interés, estos bajaran a fin de impulsar el crecimiento. En estos momentos los riesgos inflacionistas que han llevado al BCE a subir y mantener los intereses por encima de la FED o del BOE, ya no serían algo prioritario y por ello una bajada de tipos ayudaría a reforzar las medidas fiscales tomadas por los gobiernos europeos.

En esta línea la directora Gerente del FMI, Lagarde apoya la bajada de los tipos de interés, junto a una política de reducción del gasto público que no perjudique el crecimiento económico. En definitiva, moderación en el gasto e inversiones sostenibles que estimulen el crecimiento.
Se puede comprobar como el discurso del FMI ha variado ligeramente. Ahora se refuerza el discurso sobre las medidas de estimulación de la economía y se reduce la prioridad sobre la reducción del gasto. Quizás sea porque prevé que los gobiernos europeos ya sean han concienciado sobre la necesidad de cumplir con el programa de ajuste del gasto. Esperemos que sea así.

Otro factor que influye en este cambio de discurso es la nueva revisión a la baja del crecimiento de Europa 1,7% el 2011 y 1,3% el 2012, frente al 1,9% y 1,4%.

Continuando en Europa, dos noticias positivas y dos negativas. Las positivas son, el sorprendente dato de la producción de Alemania hasta el 4% y la segunda la reducción de la presión sobre la deuda soberana apoyada por la aprobación en el día de ayer del Senado italiano de las nuevas medidas de ajuste.

Las negativas, la reducción de las exportaciones alemanas en 1,8%, esta reducción resulta preocupante por la dependencia de la economía alemana para su crecimiento de las exportaciones. Esta reducción, explica en cierta medida las declaraciones de la Canciller alemán Merkel sobre la necesidad que Alemania ayude al resto de los países europeos en su crecimiento para no ver comprometida su propia economía.

La segunda negativa, es el aviso a Grecia por parte del presidente del BCE de la necesidad de cumplir las medidas de ajuste fiscal para la recepción de los fondos de rescate. El viernes se reunirá la Troyka para decidir sobre el segundo rescate a Grecia.

De momento, aunque no se conoce el dato con precisión el porcentaje del canje de la deuda griega, oscila entre el 75% y el 90%. Es necesario recordar que el gobierno griego exigía un canje del 90%. Esperemos que el gobierno griego sea flexible y no añada riesgo a su actual situación económica.
Cambiando de continente, ayer conocimos la situación de la economía norteamericana por medio del libro Beige de la FED. Las conclusiones fueron las siguientes; la economía estadounidense esta ralentizando su crecimiento aunque aún sigue creciendo.

El empleo se mantiene estable y de momento no ha perspectivas de que vaya a crecer. La FED cree que han influido negativamente en el crecimiento el huracán Irene y la alta volatilidad de los mercados.

Independientemente de lo dicho ayer por el libro Beige, hoy se espera que Bernanke hable de manera más clara sobre las medidas de estímulo. Estas medidas pasan por  el mantenimiento de los actuales tipos de interés y por un nuevo QE3, siendo esta medida cada vez más apoyada por los diferentes miembros de la FED. Cualquier otro anuncio, o falta de él, puede desalentar a los mercados y volver nuevamente a los números rojos.

El tercer discurso del día de hoy, el del presidente Obama también resulta clave, pues si muestra un plan de reducción de impuestos creíble e inversiones técnicamente posibles, nos encontraríamos ante una lucha coordinada entre las diferentes administraciones y esta daría una mayor tranquilidad a los mercados.

Es necesario destacar que para poder salir de la crisis será necesario actuar de forma coordinada entre los diferentes actores económicos. Cualquier otra manera de actuación llevaría a la economía mundial a una indeseada segunda crisis.

Por último remarcar que en el plano macro económico no hay citas de interés y que si bien la volatilidad de los mercados se redujo, aún mantiene niveles elevados. El VIX ayer se redujo un 9,8%, pero sigue en niveles del 33%.
 
Top