En el día de hoy las pérdidas superiores al 2% son la nota predominante en los mercados europeos, estas bajadas ya habían sido anunciadas por lo mercados asiáticos. Pero después de la alegría compradora de las ocho últimas jornadas (siete en positivo), se podrían achacar a la toma de beneficios las fuertes bajadas de hoy.

Es cierto que muchos inversores ante el dato de hoy de la Tasa de desempleo han decidido recoger beneficios y esperar para volver a entrar en el mercado, pero también es cierto que a pesar del buen dato del PMI en el día de ayer en los Estados Unidos, en general los datos macroeconómicos, habían quedado a un lado en beneficio de las decisiones políticas y los rumores sobre las acciones de los Bancos Centrales, pero al final los datos macro son los que permiten al inversor tomar decisiones sólidas y estos datos no son alentadores en general.

El día de ayer se conoció el PIB de Alemania 0,1%, el consenso preveía un crecimiento anual de 2,8%, mientras que actualmente se encuentra en el 2,7%. Este descenso viene dado por la disminución del consumo privado que se vio reflejada en la disminución del PMI hasta 50.9, mientras que los expertos esperaban 52.0. En definitiva, como ya avisó el FMI y reflejamos en estas páginas, Alemania apoya excesivamente su crecimiento en las exportaciones y abandona las medidas para incentivar el consumo interno verdadera base de la recuperación económica.

El hecho que el motor de la economía europea cada vez crezca menos supone un efecto multiplicador sobre las economías más débiles de la Eurozona. Tal y como reconoce el presidente del BCE, Europa está en un periodo de ralentización económica.

Caso aparte es el de Italia, país que sobre el papel tomo medidas drásticas con el fin de reducir el déficit público e incentivar el crecimiento, pero que en estos momentos está reculando sobre la aplicación de las medidas ya aprobadas debido a la debilidad de su gobierno. No hay que olvidar que Italia junto a España y Bélgica, serían los países en peligro de contagio de la crisis griega y que duda sobre sus políticas económicas pueden volver a poner en la cuerda floja sus respectivas economías y volver a sufrir una fuerte presión sobre su deuda soberana.

Antes de comentar el dato macroeconómico del día, la tasa de desempleo en Estados Unidos, hacer mención de la situación actual de China. El gigante asiática cada día se ve más influido por la mala situación global de la economía moderando sus exportaciones y el superávit comercial. La semana que viene conoceremos el dato de la inflación que los expertos esperan que suba al 6,5%, frente al 5,9% de julio. Una inflación en aumento y la fortaleza del Yuan puede poner en peligro su crecimiento.

Una vez expuesta la panorámica general, entraré en la Tasa de desempleo que se mantuvo en line de lo esperado 9,1%, pero el resto de los datos han sido negativos. En particular el dato de las nóminas no agrícolas que tan solo ha aumentado en 17.000, mientras que el consenso preveía 75.000. Estos datos indican de forma clara que la economía de Estados Unidos no es capaza de remontar y  por lo que cada vez resulta más evidente la necesidad de implantar medidas de estímulo que no sólo permitan el aumento del empleo, sino también la calidad del empleo que permita mejorar las cifras del salario de los trabajadores con el fin de estimular el consumo y la recuperación. En estos momentos, 14 millones de estadounidenses están sin empleo.

Esta semana que viene Obama anunciara su plan de estímulo, habrá que estar pendiente de las medidas que quiere aplicar y si son realistas, no olvidemos las dificultades que  tuvo el presidente Obama para el aumento del déficit público.

La semana que viene se presenta intensa y con noticias y datos determinantes  para los mercados.
Buen fin de semana y para los estadounidenses feliz día del trabajo.
 
Top