La jornada de hoy prometía ser tranquila, pero los malos datos del PMI en Europa la recogida de beneficios, han hecho que en estos momentos los índices más importantes ronden pérdidas superiores al 1%.

De todas formas, los mercados en estos momentos se encuentran sedados por el efecto del QE3, la consecuencia de ello, es que cuando un dato macroeconómico es peor de lo esperado, la lectura de los inversores es: “cada mal dato hace más necesaria la aplicación del QE3”.

Con esta mentalidad abordaron los mercados abordaron ayer el dato de la encuesta ADP, la cual mostro un crecimiento de  91.000 empleos, frente a los 100.000 esperados. Y con la misma mentalidad se tomaron el dato manufacturero de Chicago, que por cierto bajo menos de lo esperado.

Esperemos que el efecto tranquilizador del QE3 se mantenga al menos hasta la reunión de la FED y que esto permita una cierta recuperación de las fuerte pérdidas de agosto.

La crónica macroeconómica del día comienza con el PMI de China, que si bien fue mejor que el dato de julio, el desglose de los datos nos muestra una fuerte bajada en la exportaciones 48.3, frente al anterior dato de 50.4 y una reducción en los inventarios de productos terminados 48.9, frente al anterior de 49.2.

Mi lectura de los datos del PMI chino, es que la debilidad de la economía norteamericana y europea está haciendo mella en el gigante asiático. A esta repercusión de la crisis mundial habría que añadir problemas locales, como la inflación y la apreciación del Yuan. Estos problemas que el gobierno chino ha intentado atajar mediante una política económica más restrictiva parece que van a reducir levemente el crecimiento de China, aunque aún se espera un crecimiento que ronde el 8%.

En Europa, los datos del PMI han sido peor de lo esperado. Italia 47.0 frete al esperado de 49.0, Francia 49.1, el consenso esperaba 49.3, Alemania 50.9 frente a 52.0 y la Unión Europea, 49.0, frente al esperado de 49.7. La consecuencia de estos malos datos ha hecho que se pasara de una jornada tranquila, a pérdidas más amplias.

Por lo que respecta a la deuda soberana, el mercado se mantiene estable, aunque en el día de hoy, la subasta del Tesoro española ha sido decepciónate por el bajo número de inversores que han acudido.

En el plano positivo, el gobierno alemán ha aprobado su participación en el fondo para el segundo rescate griego y el gobierno francés ha regado a un acuerdo sobre las garantis a portar por parte de Grecia, que parece haber convencido a los socios más reticentes a participar sin garantías adicionales, Finlandia.

Al otro lado de atlántico, en el plano macroeconómico  hoy estaremos pendientes del ISM, la productividad no agrícola y los subsidios de desempleo. Del dato del ISM se espera un suave retroceso de 50.9 ha 48.5. Si fuera peor de lo esperado, reforzaría la idea de la necesidad de un nuevo plan de recompra para el estímulo de la economía norteamericana.

Tampoco es alocado descartar, que si el dato fuera excesivamente malo, los nervios vuelvan a aparecer en los mercados y les lleve a profundizar en los números rojo. De momento, los futuros de Chicago, auguran una apertura de Nueva York en rojo, pero habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos.
 
Top