En el día de ayer los números rojos fueron la nota dominante en los mercados. Cabría destacar el descenso del 5% del DAX alemán y la variación del IBEX35 español, que paso del 4% positivo cuando pensaron los mercados que se aumentaría el fondo de rescate para la compra de deuda soberana española e italiana, al -2,4%, después de las declaraciones de Angela Merkel de que no se iba  a aumentar los fondos del EFSF.

Para añadir más tensión, los índices norteamericanos se unieron a esta retirada masiva de fondos de la renta variable, con una bajada del 5,5%. En un vano intento por tranquilizar a los mercados, el presidente Obama realizó una intervención televisiva, remarcando que la economía de Estados Unidos siempre sería triple A. Argumento que no tuvo ningún efecto en los mercados.

En esto momentos de incertidumbre, los mercados no buscan frases grandilocuentes, buscan soluciones reales.



Las agencias de rating siguen presionando a la deuda soberana estadounidense. Moodys, recuerda que podría rebajar su calificación a finales de 2013 y Ficht recuerda que su revisión sobre la deuda norteamericana termina a finales de agosto y que una situación como la actual podría suponer una rebaja de calificación.

En el terreno macroeconómico, el SENTIX europeo arrojo un dato mucho peor de lo esperado -13.5. Aunque hay que recalcar, que en estos momentos, los datos macro, pesan muy poco en la decisión de los inversores.

También es necesario destacar dos sucesos del día de ayer, primero, el aumento del volumen en los mercados, signo inequívoco de la intranquilidad que están viviendo los inversores este verano. Y el segundo, la compra de deuda norteamericana, a pesar del cambio de calificación de S&P, de hecho, los bonos a 10 años pasaron del 2,57% al 2,32%.

En el día de hoy la prima de riesgo de España se encuentra respecto al bono alemán en 278 pbs, con un TIRes de 5,08% substancialmente inferior a los días anteriores; y cotizando los CDS a 331.66pbs. Los CDS italianos, se encuentran en estos momentos a 328.75 pbs.

En el día de hoy, el factor determinante que puede incrementar las bajadas, es la conferencia de prensa que dará la FED, una vez anunciado el mantenimiento de los tipos de interés. En la situación actual se desmenuzará más que nunca el críptico leguaje de Bernanke. Y se tendrá muy presente la posibilidad de un QE3, que ayudaría a calmar a los inversores.
Habrá que estar a la espera de alguna respuesta sobre la economía norteamericana esta tarde por parte de la FED y observar los violentos movimientos de los mercados.
 
Top