La jornada de hoy comienza con subidas en los índices europeos apoyados en el cierre en positivo de Estados Unidos así como en las subidas de los mercados asiáticos. Además los futuros de Chicago marcan una apertura en verde.

En el plano macroeconómico, no hay datos de relevancia y tampoco hay datos corporativos de peso.

Por lo que respecta a la deuda soberana, las tensiones se han reducido y se mantiene en un rango plano. Pero este panorama de tranquilidad y que para algunos supone la posibilidad de un rebote técnico con el fin de poder deshacer posiciones a mejores precios, en el día de mañana se podría ver alterado por la reunión entre Angela Merkel y Nicolas Sarkozy. Ambos líderes se reúnen con el fin de estudiar posibles medidas para superar la actual crisis. Dicha reunión determinará en el día de mañana la dirección de los mercados.

La reacción de los mercados  vendrá desde dos fuentes distintas. La primera, los rumores o informaciones que se filtren sobre la reunión y los acuerdos a alcanzar. Y una segunda fuente que será el documento conjunto que se publique y que por supuesto estará sujeto a la interpretación de los analistas.


También será interesante observar la subasta de deuda del Tesoro español y ver tanto la cobertura, como los precios que alcanza.

También me gustaría resaltar dos hechos posiblemente antagónicos. El primero, las declaraciones del presidente del Banco Mundial advirtiendo sobre la posibilidad de una segunda crisis mundial. Según su criterio, esta sería más profunda aunque la comenzada en 2008. Esta crisis obviada tanto por lo políticos, como por muchos analistas devendría, como hemos defendido desde esta columna, de la ineficacia de los políticos a la hora de tomar medidas. En este sentido, el segundo asunto a destacar son las nuevas medidas de ajuste tomadas por el gobierno italiano que supondrán una disminución del déficit en los dos próximos años de €45.000M, que se unirían a los ya aprobados €78.000M. Este tipo de medidas, son las que piden los mercados y no meros papeles sin valor, por ello es necesario felicitar al gobierno italiano que por lo menos se enfrenta de manera valiente a los problemas.

Otro elemento importante de la semana será el conocer el viernes las medidas de ajuste que va aprobar el gobierno español. Si las medidas que se presentan sean adecuadas para acciones a corto y medio plazo, los mercados entenderán que España e Italia reducen su riesgo de contagio y por lo tanto aportaran una cierta tranquilidad en un panorama tan volátil.

En esta situación de altísima volatilidad son necearías medidas contundentes y eficaces que permitan retomar el camino del crecimiento. Es necesario hacer constar, que la situación de enfriamiento de la economía norteamericana y el crecimiento cero de Europa, puede contagiar a los mercados asiáticos y esto supondría una crisis global y de magnitud difícil de prever.
 
Top