En la jornada de ayer cabría destacar la altísima volatilidad de los mercados, nota predomínate en las últimas semanas. Esta volatilidad supuso comenzar la sesión con ganancias, para después continuar con pérdidas y posteriormente volver al camino de los números verdes, en esta ocasión apoyados por la mejora en la cifra de subsidios de desempleo en los Estados Unidos y que por primera vez está por debajo de 400.000.

Ante esta situación de alta volatilidad, La Autoridad Europea de Valores Financieros (ESMA) decidió en  el día de ayer prohibir a partir de hoy viernes las posiciones cortas al   descubierto en Francia, España, Italia y Bélgica, por un periodo de 15 días, prorrogable. Los valores escogidos para esta prohibición son fundamentalmente entidades financieras, que en los últimos días han sido especialmente castigadas.

Esta medida que en principio quiere evitar la especulación y reducir la volatilidad de los mercados, desde mi punto de vista es inútil, puesto que lo único que va a conseguir es un efecto en el corto plazo y creo que muy restringido. Realmente lo que se necesita son soluciones y medidas eficaces que estimulen el empleo y la producción y no medidas que lo único que hacen es producir una agonía lenta y ganar un poco de tiempo, que probablemente vuelvan a desaprovechar.


En lo que respecta a la deuda soberana, de momento la presión sobre los países europeos con posibilidad de contagio de la crisis griega, se mantienen en posiciones de riesgo estables e inferiores a los días de mayor presión. En estos momentos el TIRes de España está en el 5% y sus CDS se mantienen en 367.13 pbs, Italia en 366.45 pbs, Francia en 165.70 pbs y Bélgica en 261.73 pbs. Esta estabilidad momentánea, puede cambiar en cualquier momento, por ello es necesario estar vigilantes frente a cualquier cambio.

En el plano macroeconómico hoy sí que tenemos un dato importante y es el índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan. Este índice nos permitirá ver la evolución del consumo privado en Estados Unidos, el consumo privado, supone 2/3 del PIB y una mejora supondría ver una señal de mejora en el crecimiento de la economía norteamericana y en estos momentos cualquier señal positiva mejoraría el ánimo de los mercados.

En el día de hoy se espera de nuevo una  alta volatilidad, al menos  hasta la publicación del índice de confianza de la Universidad de Michigan que determinará la dirección final de los mercados.

Buen fin de semana a todos los lectores.
 
Top