En el día de ayer los números verdes volvieron a aparecer con fuerza y eso se vio reflejado en la bolsa norteamericana con una subida del 3,98%. Esta subida ha determinado los movimientos de las bolsas asiáticas, apuntándose subidas de entre 1,05% del Nikkei o el Han Seng del 2,79%. Esta tónica, es casi seguro que se mantendrá a lo largo de la mañana en las bolsas europeas.

Los datos macroeconómicos del día de ayer se mantuvieron en general ligeramente por debajo de lo esperado, con lo cual no ejercieron ninguna influencia sobre los inversores y las compras mantuvieron su fortaleza.

Lo realmente significativo vino en la comparecencia de la FED. En dicha comparecencia se volvió  a remarcar el enfriamiento de la economía norte américa, aunque al menos no existen riesgos inflacionistas en el corto o medio plazo. Bernanke, declaró que la FED tiene preparadas una serie de medidas, por si el deterior económico aumentara. No específico cuales pudieran ser estas medidas y si dentro de ellas está un nuevo QE3. Como nos tiene acostumbrados, Bernanke mantuvo su habitual leguaje críptico. Lo que sí dejó claro, que los tipos de interés se mantendrán en los actuales niveles al menos hasta mediados del 2013.

Aun cuando, las declaraciones de Barnanke sobre la economía norteamericana no fueron nada alentadoras, los mercados mantuvieron las compras masivas en el mercado de renta variable. La subida de ayer fue la mayor desde 2009.

En Europa Trichet, presidente del BCE, pidió a los países de la zona euro que implementaran el acuerdo firmado en julio lo antes posible y pidió a España e Italia, que aceleraran la ejecución de las medidas de contención  en el déficit público. También hizo referencia a la compra de deuda soberana de los países con riesgo de contagio por parte del BCE y expreso que no es función del Banco Central Europeo la compra masiva de deuda y que no está en los palanes de la misma de las partidas destinadas a dicha compra.

Parece que el BCE, quiere dejar claro a los mercados que la compra de deuda sólo es un instrumento de control y que no entrará en el juego de la especulación.

En este orden de cosas, el gobierno alemán, ha declarado que España e Italia, deberían o bien vender una parte del patrimonio público o de las reservas de oro con el fin de reducir su déficit. Esta sugerencia, al menos curiosa, no ha recibido contestación por parte de ninguno de los dos países.

En estos momento el CDS español está a 342.75 pbs, con un diferencial respecto al bono alemán de 276 pbs y u TIRes del 5,07%, muy por debajo de las jornadas anteriores. En el caso de los CDS italianos, cotizan a 337.13 pbs.

En la jornada de hoy, no ha datos macroeconómicos de relevancia, por lo que habrá que esperar a la apertura de Estados Unidos como única referencia. Lo que si se espera, es un gran volatilidad como en los días anteriores.
 
Top