Tras el preacuerdo al que han llegado Demócratas y Republicanos, los mercados han conseguido quitarse de encima un problema de dimensiones desconocidas y consecuencias muy negativas.

El acuerdo contempla el aumento del déficit público €2.1Bl, cantidad suficiente para hacer frente a los pagos hasta finales del 2012. Además se ha pactado un reducción del déficit público de $2.5Bl en los próximos 10 años, de dicha cantidad $1.0Bl será aplicada en el corto plazo.

Una vez aprobado el techo de endeudamiento, espero que los datos macroeconómicos vuelvan a tener relevancia, aunque es de esperar que la alta volatilidad de los mercados se mantenga.

Al conocerse la noticia, los mercados asiáticos han respondido con subidas superiores al 1%, y los mercados europeos, también han tenido esa misma reacción al comienzo de la sesión, pero a medida que van pasando las horas, los números verdes se van moderando, e incluso apareciendo en algún índice los números rojos.

Es necesario precisar que el acuerdo al que se ha llegado en Estados Unidos, aun se tiene que ratificar en el Senado y el Congreso.


Por otro lado, en el mercado secundario de deuda soberana  también se han notados el efecto balsámico del acuerdo, suponiendo una mejora para la deuda Norteamericana, como para la deuda de aquellos países que están sometidos a presión estas semana. Los CDS Norteamericanos están a 58.70 pbs, con una mejora del 5,62%; los de Italia en 303.48 pbs, con una mejora del 3,07% y la deuda de España cotiza en estos momentos 353.52 pbs y el diferencial con el bono alemán está en 344 pbs.

En el plano macroeconómico, el PMI chino ha estado por debajo de lo esperado 50.7, mientras que los analistas habían consensuado u dato de 50.2, este dato puede avanzar una disminución en el crecimiento chino, aunque habrá que estar vigilantes a los próximos datos del gigante asiático.

En Estados Unidos, el pasado viernes se recibió una mala noticia sobre el PIB, que lo que ratifica el enfriamiento de la economía norteamericana. Esta semana tendremos más datos con los ISM y el PCE que quizás confirmen esta tendencia.

En Europa, habrá que estar atentos a dos factores, el primero la conferencia de Trichet el jueves sobre la situación económica de la Unión Europea y en segundo lugar, a los detalles que se vayan filtrando sobre las medidas reales para llevar a delante el acuerdo sobre el segundo rescate griego.

Esta semana nos espera de nuevo una gran volatilidad y unos mercados que están ávidos de noticias positivas para retomar el camino de los números verdes, aunque la incertidumbre sigue siendo la tónica predominante.

 
Top