En la jornada de hoy se mantienen las subidas de los índices europeos apoyadas por los cierres en positivo de Estados Unidos y Asia. Esta subida se animó ayer con el dato de peticiones de bienes duraderos en Estados Unidos en un 4%, mientras que el consenso mantenía una subida del 2%.

Por otro lado los mercados obviaron el mal dato del IFO y se mantuvieron las compras basadas en la posibilidad de un nuevo QE3. Este plan de activación para la economía norteamericana lo debería anunciar Bernanke el viernes, por lo que hasta que no comiencen los rumores y filtraciones sobre el discurso de gobernador de la Reserva Federal, es muy probable que se mantengan las compras en el mercado de renta variable.

Es necesario avisar, que estas compras no sólo están basadas en los precios muy atractivos de algunos valores, sino también en compras a corto con el rumor. Esto puede suponer que si Bernanke no anuncia un nuevo QE3, se producirán ventas masivas con la noticia.

Algunos inversores se han movido contagiados por el rumor desde posiciones defensivas como el oro y el  Tesoro norteamericano, a la renta variable y el hecho de no anunciar el QE3 supondrían una gran decepción para estos inversores y como consecuencia de ello,  el cierre de posiciones en renta variable y la vuelta a inversiones defensivas.

Mi impresión es que el actual rebote alcista no es más que movimiento artificial para que los grandes fondos puedan reducir sus pérdidas en la renta variable y no un movimiento natural basado en datos objetivos.

Por lo que respecta a Europa, nuevas presiones sobre la deuda soberana griega como consecuencia de las diferencias entre los gobiernos de la Unión Europea a la hora de aplicar las garantías para liberar los fondos del segundo rescate griego. A esto hay que añadir, que la canciller alemana no ha conseguido convencer a su partido, el CDU para que apoyen en la reforma del Fondo de Rescate, EFSF, pactada con sus socios europeos.

En el lado positivo, el gobierno francés ha aprobado un nuevo conjunto de medidas de €12.000M con el fin de reducir el déficit y alcanzar el objetivo máximo de déficit del 5,7% este año.

Al otro lado del Atlántico, los pedidos de bienes duraderos fueron mejor de lo esperado y esto animo las compras en la renta variable. Para el día de hoy veremos las cifras desempleo que pueden ser un buen dato previo para conocer el estado de la economía norteamericana.

Sobre los mercados asiáticos destacar las medidas tomadas por el gobierno de Japón para evitar el fortalecimiento del Yen frente al dólar.

En el plano macroeconómico ninguno de los datos del día marcaran la tendencia de los mercados, pero sí que lo hará cualquier rumor sobre el discurso de Bernanke de mañana. Esta dependencia de los rumores puede provocar mayor volatilidad en los mercados. 
 
Top