La jornada de hoy se inicia nuevamente con pérdidas en los principales índices europeos, que siguen la tendencia final marcada por Estados Unidos y refrendada por los mercados asiáticos, el Nikkey bajo un 1,25%.

Los datos macroeconómicos de la zona Euro, no son de relevancia y tendremos que esperar a los datos macroeconómicos de norteamericanos referidos al IPC y el índice manufacturero de la FED de Filadelfia,  para conocer el rumbo definitivo de los mercados en el día de hoy.

Independientemente de los datos macroeconómicos, los mercados se mantienen vigilantes a cualquier filtración sobre decisiones de política económica que puedan arrojar un poco de luz y esperanza, frente a la fuerte sensación de una nueva recesión en el corto plazo. Esta sensación no es producto del pánico, sino de los continuos malos datos de la economía. Estas decepcionantes cifras, más la caída hacia un punto cero de la economía norteamericana y los temores en Europa a una nueva deflación, aumentan en los inversores la aversión al riesgo.

Los gobiernos europeos, siguen demostrando una peligrosa división de criterios y desoyendo al FMI siguen sin apostar por la creación de empleo y sólo se centran en el recorte del déficit público.

Sin quitar la importancia a  la reducción del déficit, creo que habría que apostar por la creación de empleo realizando el esfuerzo presupuestario que fuera necesario. Es necesario darse cuenta que ante la incapacidad para tomar medidas adecuadas para contener la actual crisis por parte de los políticos, la única manera para entrar en un ciclo de crecimiento sería el aumento de la demanda interna y esto sólo se consigue mediante un empleo de calidad.

Es necesario entender que la desaceleración de la economía mundial no un futurible, sino un hecho fehaciente. Los principales analistas están revisando las cifras de crecimiento mundial, todas ellas revisadas a la baja. Incluso China, que parecía estar al margen de esta tendencia general, su crecimiento quedará por debajo del 9% y esto obviando las tensiones inflacionistas que sufre este país.

La jornada de hoy mantendrá un alto nivel de volatilidad y los mercados financieros seguirán mirando con un ojo a los datos macroeconómicos y con el otro a los políticos.
 
Top