Una nueva decepción recorrió a los mercados financieros por los resultados de la reunión entre Angela Merkel y Nocolás Sarkozy. Los inversores esperaban no sólo esperaban noticias sobre la creación de los Eurobonos y medidas de cohesión fiscal, sino también un plan a medio y largo plazo que pueda contener la crisis actual y evitar la indeseada segunda recesión.

La reunión no dio mucho de sí y se plantearon las siguientes medidas:
  • Creación de un Consejo Económico Europeo.
  • Aprobación de un impuesto sobre transacciones financieras en el área euro.
  • Armonización fiscal para las empresas.
  • Equilibrio presupuestario que se materialice en las diversas constituciones de los países miembros de la UE.

Desde mi punto de vista, las medidas propuestas son muy bonitas, pero creo que de difícil implantación. Creo que hubiera sido más practico haber hablado de cómo implementar de manera real el acuerdo de julio sobre el plan de recate griego. Pero los políticos nos tienen acostumbrados a hablar del sexo de los ángeles en vez de pisar tierra y tomar medidas de fondo.

Tras esta reunión se puede llegar a dos conclusiones. La primera, es que sigue sin haber una política común dentro de la Unión Europea, lo cual imposibilita tomas e implementar medidas eficaces para hacer frente a la actual crisis. La segunda, que cuando vayan a tomar medidas de fondo, probablemente la única medida que haya que tomar sea la refundación de la Unión Europea, excluyendo a todos aquellos países que no sean capaces de mantener un equilibrio presupuestario.

En lo referente a los datos macroeconómicos europeos, el IPC ha sido peor de lo esperado, lo cual afianza los temores de recesión de los inversores. Estos temores se ven reflejados en el bajo volumen de los mercados que indican que de momento muchos inversores están fuera a la espera de nuevos datos que marquen un camino definitivo de los índices mundiales.

Al otro lado del Atlántico, sorprendió el buen dato de la producción industrial que fue de un crecimiento del 0,9%, frente al 0,2% de julio.

También es importante señalar que la agencia Ficht mantuvo la calificación de triple A pata la deuda soberana norteamericana y la perspectiva que mantiene es estable.

Estas dos noticias,  permitieron que el conjunto de los índices se recuperaran de parte de las pérdidas de la jornada y cerraran con suaves bajadas.

En el día de hoy se espera una alta volatilidad y las citas macroeconómicas que terminaran determinando el camino de la jornada serán el índice de precio a la producción, tantop subyacente como general. Esto, sino aparecen nuevos rumores que supongan el cambio de dirección.
 
Top