En el día de hoy, los números rojos siguen siendo el color fundamental de los índices europeos, aunque en los casos de Francia, Alemania e Inglaterra son más bien moderados, no sucede lo mismo con España e Italia, en el primer caso en -1,40% y en el segundo 1,90%.

Es curioso, que en el caso de España, uno de sus principales bancos, el Banco Santander, que pasó sin problemas el test de stress, resulta, que sus cuentas han empeorado en un 20%. Mi pregunta es ¿realmente la banca española está preparada para soportar un nueva situación crítica? Tengo mis serias dudas y estas dudas pueden influir en el comportamiento de la deuda soberana española. Además, ante esta situación de debilidad, si Estados Unidos entrara en default, España e Italia serían las primeras víctimas de esta situación en Europa, dañando en la línea de flotación a la Zonaeuro. Por ello habrá que esperar al acuerdo, o falta de el para conocer las repercusiones reales sobre ambos países y sus consecuencias sobre la UE.

La pregunta de esta semana es ¿llegarán a un acuerdo Demócratas y Republicanos sobre el techo de endeudamiento? En esto momentos, y con la cercanía del 2 de agosto, los mercados esperan que si llegue ese acuerdo, incluso me atrevería a decir que los detales del mismo no serían excesivamente relevantes siempre y cuando se llegue al acuerdo.

En estos momentos, las negociaciones están en un punto muerto y ninguna de las dos partes están dispuestas a modificar sus posturas, y al modo europeo de negociación, se limitan a culpar al otro lado por no llegar a un acuerdo.

Las consecuencias de esta falta de acuerdo ya están aflorando. Por un lado, los tenedores de la deuda norteamericana están buscando fórmulas para poder cobrar, por otro lado, los inversores, que ya no confían en la deuda soberana como elemento seguro, han vuelto a dos clásicos, el oro que sigue subiendo y el franco suizo, que se ha fortalecido a niveles que hace mucho tiempo que no se veían.

En esta situación que opciones existen si no hay acuerdo. Realmente muy pocas, si por ejemplo priorizara la administración norteamericana el pago dela deuda, esto repercutiría directamente en las medidas para incentivar la economía con lo cual, la economía norteamericana dejaría de crecer. Pero si no pagará, esto crearía una desbandada general y el pánico acudiría a los mercados, con lo cual igualmente la economía mundial entraría en una nueva recesión. En definitiva, el mundo necesita que Estados Unidos siga manteniendo su liderazgo económico, sin el los mercados entrarían en una peligrosa deriva.

Conclusión, Estados Unidos tiene que llegar a un acuerdo si o si, debiendo prevalecer el bien común sobre los intereses partidarios. En este momento no hay segundas opciones si se quiere salir de esta crisis. Esperemos que al final exista un acuerdo, aunque los detalles el mismo no sean favorables.

En cuanto a los resultados macroeconómicos, en el día de ayer asistimos a datos mixtos y hoy no están siendo muy buenos, el índice KOF ha sido peor de los esperado y en la Unión Europea, tampoco han sido nada buenos los datos M3. Pero realmente lo relevante del día, es lo que nos revele el Libro Beige de la FED, que nos puede dar pistas de los futuros movimiento de esta institución, además de aportarnos una visión general de la situación de la economía norteamericana en estos momentos y en un futuro cercano. Habrá que estar muy pendientes de los mensajes subliminales para conocer la opinión de la FED sobre el acuerdo del endeudamiento, y si tiene un plan B por si no se llegara a ningún acuerdo.

Hoy nos espera una jornada de alta volatilidad  determinada principalmente por la lectura del mercado de lo dicho por la FED. 
 
Top