En el día de hoy continua la subida de los índices europeos, aunque en menor medida que el día de ayer, en el que se celebró el conjunto de medidas tomadas por la UE con el fin de hacer frente al segundo rescate griego y además la posibilidad de la utilización del EFSF para acudir a la recompra de deuda por los países con riesgo de contagio, España e Italia.

Las medidas tomadas en el día de ayer han sido las siguientes: 
  1. Grecia recibirá hasta el año 2.014, €109.000M, siendo el 66% procedentes del EFSF y el 33% restante, la aportación del FMI.
  2. Estos fondos servirán para avalar la posible declaración de default por parte de las agencias de rating, permitiendo la liquidez necesaria para operaciones colaterales de la deuda.
  3. Modificación de los tipos de interés del 4,5% al 3,5%. Esta medida no sólo es válida para Grecia, sino que se aplica a Irlanda y Portugal.
  4. Plan Marsall para Grecia, con dotación de fondos estructurales y ayuda técnica con el fin de impulsar la economía griega.
  5. Aportación de €49.000M por parte de la iniciativa privada, pudiendo hacer efectivas estas aportaciones bajo tres formas distintas.
  •  Swap de la deuda.
  • Aplazamiento de la deuda hasta 30 años, con un mínimo de 15 años y la posibilidad de 10 años de cadencia.
  •  Recompra de la deuda.
  • Estimación de la participación privada por parte de la UE, €37.000M mediante swap y €12.000M mediante recompra.
Este conjunto de medidas me recuerdan a la escena de Casablanca donde se dice: “Este es el comienzo de una gran amistad”.

Las medidas han conseguido un efecto balsámico sobre los mercados, disminuyendo notablemente la presión sobre la deuda soberana. En esto momentos   el CDS de España 277.52 pbs, y el diferencial con el bono alemán es de 275 pbs. Lo mismo ocurre con el resto de los países en riesgo de contagio, el CDS de Bélgica 150.08 pbs con una mejora respecto a ayer de un 5,75%, Italia 224.43 pbs.

Tras producir una clara distensión en el mercado, es necesario analizar los efectos a corto y medio plazo.
Antes de celebrar realmente este acuerdo, habrá que esperar a los detalles que permitan llevar adelante este proyecto. No olvidemos, que el acuerdo debe ser refrendado por los diferentes parlamentos nacionales, y puede haber dificultades según la situación doméstica de cada país.

La tan celebrada participación privada supondrá para la misma una pérdida del 21% del valor de la deuda y habrá que ver como absorben las entidades financieras estas pérdidas y que repercusión tienen sobre sus balances.

Es necesario recordar, que una de las advertencias de las agencias de rating, era que había que habilitar un plan más allá del 2.014, asunto que ha quedado pospuesto de momento. Tampoco hay que olvidar que las agencias valoraron en €170.000M el capital necesario para el rescate griego.

Otro elemento importante a tener en cuenta, es la alta deuda de Grecia, que se valora en unos €250.000M y supone un 160% sobre el PIB.

Creo que para ver la evolución del acuerdo y sus efectos, no será tan importante seguir los índices bursátiles, como la evolución de Euro/Dólar, que siendo más sensible a cualquier situación de alarma, puede servir de termómetro y señal de aviso antes que los propios índices.

En el plano macroeconómico europeo, en el día de ayer el PMI decepcionó, pues se esperaba 52.6, pero el dato fue de 50.8.

Los datos macro de hoy en Europa han sido peor de lo esperado, IFO clima de negocio 112.9 frente al consenso 113.6, IFO expectativas 105.5 vs 105.0 y IFO de valoración actual 121.4, frente al consenso de 122.2.

Al otro lado del Atlántico, parece que Obama va a llegar a un acuerdo con los Repúblicanos sobre el techo de endeudamiento, aunque la FED esta elaborando un plan B por si dicho acuerdo no se diera. Habrá muy atentos a esta negociación, pues una falta de acuerdo tendría consecuencias muy graves sobre los mercados.
A nivel corporativo, los buenos datos siguen acompañando, Microsoft presentó un BPA de 0,69 USD, frente a 0,58 USD que mantenían los expertos.

Las citas de hoy serán Verizon Communications Inc y Schlumberger Ltd.

Por último decir, que me mantengo en una posición conservadora y creo que hay que estar atento a cualquier movimiento que pueda cambiar la euforia actual. Todos sabemos lo fácil que los mercados cambian de la alegría a la tristeza. 
 
Top