En el día de hoy nos enfrentamos a varios acontecimientos que pueden cambiar el panorama de la semana que viene. En primer lugar, hoy después del cierre de los mercados conoceremos los resultados del test de stress del sector bancario europeo. En segundo lugar, el IPC de los Estados Unidos y en tercer lugar la situación de la economía norteamericana según el informe bianual de la Fed ante el senado.

Respecto al test de stress lo único que hay son rumores, incluso hay algunos expertos que opinan que los resultados van ser mejor de lo que se espera y esto supondría un  pequeño rally alcista la semana que viene. 

Mi punto de vista es que si realmente los resultados fueran mejor de lo que se esperan, la UE los daría antes del cierre del mercado con el fin de poder calamar a los mercados y reducir la presión sobre la deuda soberana. Me parece difícil que la inercia de la política europea cambie en un día.

Lo que sí me parece interesante, es la reacción de la política italiana. Este país ha sabido reaccionar de forma ante sus problemas internos de deuda. Italia que había previsto un plan de ahorro de €47.000M, advirtiendo que no era suficiente, sorprendió aprobando un plan  por valor de €79.000M, en la siguiente escala; €3.000M el 2.011, €6.000M el 2.012, €25.000M el 2.013 y €45.000M el 2.014. Incluso el ministro de economía que el déficit de este año y del que viene será inferior a lo previsto.

Esta reacción del gobierno italiano ha propiciado que en el día de ayer haya colocado €1.250M  de bonos a 5 años a un 4,93%, con un ratio 1.93, frente al anterior de 1.28. Además emitió €1.716M a 15 años a un 5,9%.  

En el plano macroeconómico habrá que estar pendientes del IPC en los Estados Unidos, que nos dará referencias sobre las tensiones de la economía norteamericana.

En tercer lugar aparece el problema sobre el techo de endeudamiento de la administración de los Estados Unidos. Este fin de semana Obama tratara de llegar a un acuerdo con los Republicanos con el fin de evitar el impago. Todo esto bajo la vigilancia de las agencias de calificación, puesto que tanto S&P como Moodys han puesto en vigilancia “creditwatcha la deuda soberana norteamericana. El propio Bernanke ha instado a los legisladores para que lleguen a un acuerdo con el fin de evitar una grave lesión en la economía nacional.

Mi punto de vista es que a diferencia de Europa, Estados Unidos llegará a un consenso en los techos máximo de endeudamiento y esto animará a la economía norteamericana.

En el plano corporativo destacar tanto los resultados de JP Morgan con un 2% de aumento sobre lo esperado y Google con un +8%. Ambos resultados muy buenos.

Por último, he de comentar que en los próximos días no voy a poder escribir en mi blog, pero cuando resuelva las actuales circunstancias espero volver a estar con todos vosotros. No os digo adiós, simplemente hasta luego.
 
Top