En esta jornada los mercados se enfrentan a tres problemas. El primero sería la nueva recalificación de la deuda griega de Fitch de B+ a CCC, siguiendo la línea marcada por S&P. El segundo problema viene dado por la clase política europea y su incapacidad para llegar a un acuerdo sobre el segundo tramo del plan de rescate de Grecia. Y el tercero y último, la situación de la deuda norteamericana y la falta de acuerdo sobre el nuevo techo de endeudamiento de la administración norteamericana.

Empecemos por el primer punto. De nuevo una agencia de calificación, en este caso Ficht rebaja la deuda soberana Griega a CCC, lo cual significa que la suspensión de pagos es casi inminente. Esta rebaja en la calificación, no es más que la escenificación de lo que sucederá sino se actúa con rapidez. Según la agencia se detectan varios problemas, el primero de ellos es que los €110.000M, no serán suficientes para hacer frente a los problemas crediticios, serían necesarios más de €170.000M para poder hacer frente a la situación.

El segundo vendría de manos de la participación privada en el plan de financiación griego, estimada en unos €30.000M. Fitch mantiene que esta participación supone la incapacidad para hacer frente por parte de la UE del segundo tramo de rescate mediante un plan coherente y que vaya más allá del 2014. En definitiva la falta de acuerdo político unido a la extraordinariamente complicada situación de la economía griega hace esperar un casi seguro default.

El segundo problema a analizar es la incapacidad de los políticos europeos para llegar a un acuerdo. Como ya escribí en días anteriores, la UE mantiene una política del avestruz, vamos ganando tiempo y mirando a otro lado a ver si se arreglan solos los problemas.

Es curioso que esta misma actitud que a nivel del individuo cualquiera consideraría un sin sentido, a nivel político lo consideren como una opción. La consecuencia de esta política ha sido dos reuniones fracasadas y la reunión  del viernes retrasada por parte de Alemania y Holanda, que en un gesto de trasparencia han declarado que una reunión en la que no se va a llegar a ningún acuerdo carece de sentido.

La UE necesita de manera imperiosa cambiar la forma que tiene de actuar, necesitan habilitar mecanismos que permitan tomar decisiones de manera rápida.

En estos momento existen dos posturas, una que opta por un aumento de la participación de las instituciones privadas en el rescate y una segunda que es contraria a esta participación proponiendo unas medidas de austeridad más duras, basadas en un plan a largo plazo.

A estas dos posturas, hay que añadir una medida paliativa propuesta por el Ministro de Economía alemán, que consiste en la recompra de sus propios bonos con los fondos del fondo de rescate. A su vez el presidente del Banco Central Alemán se opone a esta medida.

En definitiva, la sensación que produce  el mar de la política, es que existen dos mundos, el real que afecta a los ciudadanos y como consecuencia de ello a los mercados y por otro lado los políticos con un discurso vacío y fuera de la realidad, priorizando sus mezquindades frente a la resolución de los problemas.

El tercer problema es el techo de endeudamiento de la administración norteamericana. La agencia Fitch, al igual que otras agencias ya habían hecho, mantiene, que si no se llega a un acuerdo antes del 2 de agosto, y reconociendo que los impagos serán solos selectivos, tendrán que rebajar la calificación de la deuda soberana de los Estados Unidos. Si sucediera esto, entraríamos en una nueva crisis económica provocada por la deuda soberana.

Si bien este es el peor panorama posible, hay que reconocer que los políticos norteamericano, frente a los europeos, priorizaran una solución con el fin de evitar problemas y probablemente la FED con el fin de impulsar este acuerdo habilite la QE3 de recompra.

En el escenario macroeconómico habrá que estar atentos a los datos de empleo en los Estados Unidos, ya que se espera una mejora en ellos.

A nivel corporativo, hoy presenta resultados a las 13 hrs JP Morgan y al cierre del mercado el gigante de internet Google.

Por último recordar, que mañana, posiblemente al cierre de los mercados europeos, se presente el informe sobre el test de stress. Este informe influirá en el cierre de Estados Unidos y marcará el sesgo de la semana que viene en los mercados europeos.

Si quieres descargar este documento en PDF pincha aqui.
 
Top