Como ya preveíamos en el día de ayer, la situación de la deuda soberana de la zona Euro sigue bajo presión, aumentando la prima de riesgo sobre la deuda soberana de las economías más débiles.

La situación actual es la siguiente, Grecia ha pasado del 85,4% al 87,61% de posibilidad de un default; España 26,19% a 28,18%; Portugal del 61,09% al 63,36%; Italia del 22,32% al 25,14%.

En lo referente a la prima de riesgo, el caso griego con 2.711,32 pbs y una subida de 172.05 pbs, ni me voy a molestar en comentarlo, pues considero que es un default asegurado, aunque después haré un comentario a propósito de las brillantes ideas de los políticos.

En España, el bono a 10 años ha subido hasta 6,21% que supone una prima de riesgo de 361 pbs respecto al bono alemán y respecto al bono a 5 años la prima de riesgo llega hasta los 368.01 pbs, lo que supone una subida de un 26.42 pbs, equivalente al 7,73% respecto al día de ayer.

Portugal con una prima de riesgo de 1.233.04 pbs, tan sólo ha subido 26.20 pbs respecto al día de ayer. Esta pequeña subida parece explicarse por el ataque a otras deudas de la zona euro, lo que ha producido una relajación sobre la deuda portuguesa.

Italia sigue en el ojo del huracán y llega a los 320.08 pbs, lo que supone una subida de 22.62 pbs.

Aunque no quisiera ser agorero, ayer ya advertía que Bélgica estaba en el punto de mira y en el día de hoy su prima de riesgo ha llegado hasta los 216.99 pbs, equivalente a un incremento del 9,54%.

Pero esto aún sigue y aunque en menor medida otras deudas soberanas también comienzan a resentirse y contagiarse de la situación. Entre ellos, todos los países nórdicos en incluso Alemania cede 3.88 pbs.

Ante esta situación como responden las instituciones europeas, al modo del avestruz, si meto la cabeza en el agujero, desaparecerán los problemas. Este sistema del avestruz lo vimos en el día de ayer tras la reunión de urgencia de los altos funcionarios de la UE en la que no se llegó a nada, además para tranquilizar a los mercados recibimos declaraciones con un profundo calado económico del presidente del Eurogrupo Jean Claude Juncker sobre el segundo rescate a Grecia de la siguiente guisa “se estudiaran lo antes posible, como debe ser”. Parece claro que sobre la clase política Europea, priman las vacaciones, sobre cualquier otra cosa.
Sobre la reunión de hoy del ECOFIN, más “síndrome del avestruz”, no se espera ninguna declaración tranquilizadora, ni tan  siquiera sobre el test de stress del viernes.

La falta de transparencia de las instituciones europeas en lo que suponen el test de stress suponen un doble problema. Por un lado la sensación de que los resultados no  serán nada prometedores, suponen una presión a la baja sobre las instituciones financieras y por otro lado esta pérdida de valor y confianza afecta a la deuda soberana. No olvidemos, que el plan de la UE pasa por la participación voluntaria de los bancos, que a su vez ya son los tenedores de la mayoría de esa deuda. Francamente, esta situación de falta de previsión de la UE, no ayuda a la situación financiera de los bancos y esto a corto plazo puede suponer que no deseen participar en la participación voluntaria del segundo plan de rescate de Grecia.

Otro efecto del “síndrome de la avestruz”, es la ingeniosa idea por parte de la Comisión Europea de prohibir a la agencias de calificación crediticia de que califiquen la deuda de aquellos países que son parte del plan de rescate. La idea, insisto es brillante, porque si hacen esto ya nadie dirá que Grecia, Irlanda tienen problemas, ya que nadie calificará su riesgo y como por arte de magia desaparecerán los problemas.

Además de todo esto, hemos conocido que Grecia a pesar de todos sus esfuerzos, no consigue controlar el déficit público llegando a los €12.781M, frente a objetivo planteado de los €10.374M. Esto es debido a la importante disminución en los ingresos estimados, un 13% menos.

Por otro lado y siguiendo la UE en su falta de transparencia, anuncia una inyección de €5.350M a Irlanda, bajo la justificación de que es una inyección transitoria, con el fin de garantizar la estabilidad y la correcta reestructuración del Banco de Irlanda a largo plazo. La sensación que produce, es más bien tapar algún problema de Irlanda, para que no se añada a una ya difícil situación de la deuda soberana.

Hoy he alargado el comentario sobre Europa más de los habitual por la situación tan compleja por la que está pasando, pero no quería dejar pasar por alto dos datos, que nos dan el calado de la clase política actual. El primero es un rumor que corre en los mentideros políticos de la UE y es que una manera de hacer frente al problema del segundo rescate griego, sería que el propio Gobierno Griego comprara con el dinero que se le entrega, su propia deuda. Por suerte, Alemania se ha negado a esta solución, que hubiera convertido en el Dorado de los especuladores.

Y una gran idea de la Junta de Andalucía en España, y es la de emitir Bonos, a los que se les daría el subtítulo de “Bonos Patrióticos”. Sin comentarios.

Ante esta situación de inestabilidad, las bolsas europeas se han resentido profundamente con cierres muy negativos en el día de ayer, IBEX35 -2,29%, DAX -2,33%, FTSE -1,03%, abriéndose un hueco bajista en todos ellos.

En el caso del IBEX35, vigilar el soporte de los 9.338. La situación mejoraría si consiguiera estabilizarse por encima de los 9.920.

Por otro lado, las cosas al otro lado del Atlántico están más tranquilas, aunque inevitablemente también sufrieron las consecuencias de la crisis de la deuda soberana europea. El Down perdió un -1,20%, el NASDAQ -2,0% y el S&P -1,81%.

Los grandes beneficiados de la crisis de la deuda soberana, están siendo los Bonos de Estados Unidos, que suponen un refugio temporal para los inversores. Como punto de precaución en esta opción de compra, no olvidemos que Estados Unidos aún no ha aprobado el incremento del déficit público, elemento que está en estos momentos en segundo plano, pero que sería un problema sino no se llegará a un acuerdo. Pero a diferencia de Europa, al final llegarán a un acuerdo, aunque aún no se sabe cuál va a ser el techo, y si va haber recorte sobre lo propuesto por Obama.

En referencia a los datos macroeconómicos, Alcoa presento resultados mostrando unas cuentas mejores de lo esperado y confirmando la tendencia de crecimiento mundial del aluminio, cifrada en un 12%.

Por último, la cita macroeconómica del día, será la Balanza Comercial de los Estados Unidos, en la que se prevé un déficit de $-43.800M.

 
Top