En el día de ayer muchos inversores se han mantenido fuera del mercado debido a la fiesta del 4 de julio en los Estados Unidos y por otro lado por estar a la espera de los datos macroeconómicos más importantes que se dará a finales de semana.

En el día de hoy vuelve a colear la deuda griega debido a un posible default por parte del gobierno francés y la calificación de dicha deuda por parte de S&P de –B- a –CCC-. Recordar que el mínimo es –D-.

Con el fin de contrarrestar esta bajada de la calificación de la deuda  griega, el BCE declara que el plan de refinanciación se basará en criterios que no supongan un impago. Además se queja del tato recibido por parte de la agencias de calificación, considerándolo micho más exigente que en el pasado. El BCE expone que es difícil realizar una calificación adecuada, cuando un país está en medio de un plan de ajuste.

Para el día  también Moodys también realizará un comentario sobre el rollover que será más cauto que S&P, manteniendo que el posible default dependerá de cual sea el acuerdo final.


Otro tema sobre el que hablará Moodys, es la deuda local China, la cual es muy superior a admitida por el Gobierno Central. Esta situación supone unas fuertes tensiones inflacionistas. Con el fin de reducir dichas tensiones, el Gobierno Central chino subirá los tipos interés de en un periodo corto de tiempo. A pesar de esta situación, la agencia de calificación considera que esta deuda es de alta calidad. Habrá que estar atentos a un posible rescate por parte del Gobierno Central, sobre la deuda generada por los gobiernos locales.

Respecto a España, el desempleo y la financiación siguen siendo un enorme lastre  para su recuperación económica. Las cifras de desempleo bajaron en 67.858 personas, pero si eliminamos los efectos estacionales, las cifras son muy distintas y aumentando el paro 31.026 personas y quedando una cifra final de 4.238.356. Además, en el mes de junio se perdieron 5.612 afiliaciones a la seguridad social. Cifras nada buenas y que ponen en tela de juicio las medidas económicas tomadas por el Gobierno.

Otro freno al crecimiento es la financiación de las familias y las empresas. La financiación de las primeras ha disminuido un 0,6%, aumentando el recorte producido en el año anterior y a esto hay que añadir como ya dijimos en fechas pasadas la disminución de la capacidad de ahorro. Respecto las empresas, se ha producido un recorte del 0,3%, frente a aumento que hubo el año pasado de un 2,0%.

El Gobierno de España, colocará €3.000M en bonos a 3 y 5 años. En la última subasta de 2010 la rentabilidad marginal del bono fue 2,854% y la deuda a 5 años el pasado mayo estuvo a 4,56%. Habrá que observar la cobertura de esta emisión.

Los datos macroeconómicos que veremos en el día de hoy, los PMI de la zona euros que probablemente confirmen la desaceleración que se está produciendo en el 2T y en los Estados Unidos, se espera una caída de los pedidos a fábrica. 

 
Top