Como suele ocurrir cuando se una comienza la semana sin datos referencia de los Estados Unidos, Europa suele ir sin un rumbo determinado. Aunque en durante la mañana si ha habido un dato macroeconómico preocupante. S&P ha rebajado la refinanciación de la deuda griega, demás la misma entidad declara que los planes del gobierno de Francia para la financiación de la deuda griega pueden llevar a la economía francesa a un problema de insolvencia selectiva.

El jueves el BCE probablemente suba los tipos de interés hasta el 1,25% y en su posterior rueda de prensa Trichet avanzará posibles nuevas subidas, o más bien un mantenimiento de los tipos con el fin de ir en la misma marcha que los avances económicos de la eurozona.

Poco más que decir en esta jornada de espera a los datos macroeconómicos verdaderamente importantes.

 
Top