Después de los buenos datos la encuesta ADP, la mejoría de las peticiones semanales de desempleo, un buen dato del ISM y la aparente tranquilidad del mercado frente a la deuda griega. Todo el mundo da por hecho, que el dato de la Tasa de Desempleo sería mejor de lo esperado, pero al igual que los anteriores datos fueron mejores de lo esperado, la tasa fue por de lo esperado pasando del 9,1% anterior dato, al 9,2%, teniendo presente que el consenso preveía una tasa del 9,0%. Desde ese momento los mercados que ya estaban recibiendo las señales de la tensión sobre la deuda soberana, tomaron el camino de los números rojos. Dándose fuertes bajadas en Europa, IBEX 2,53%, DAX 0,92%, FTSE 1,06%, CAC -1,67%. En Estados Unidos las bajadas no fueron tan importantes, pues la presión esta sobre los mercados europeos, por eso el Down sólo bajó un 0,49%, el S&P algo más 0,70% y el Nasdaq 0,29%.

Esta tasa de desempleo supone, no sólo la demostración del enfriamiento de la economía USA, sino también que aún no se da el equilibrio necesario entre la reducción de la tasa de endeudamiento de las familias y el aumento del consumo por parte de los ciudadanos. Estos dos factores son fundamentales para poder hablar de crecimiento económico. Sin ellos los la producción se mantendrá en unos niveles laterales, o incluso retrocederá.


Otro elemento desestabilizador de la jornada del viernes, fue la deuda soberana. En el caso de España, llegó a los 285 pb, entrando en un nivel de no retorno muy peligroso. La deuda griega se sitúa  en el puesto número 1 de riesgo de impago con un 80,2% de posibilidades según el CMA en su último informe publicado el 7 de julio para los CPD a 5 años. Y todo esto a pesar de los esfuerzos defensivos de las autoridades europeas, llevando dicha deuda a la situación de colateral.

Esta situación se ve agudizada por la subida de la deuda soberana de Italia, que en la sesión del día 8 de julio alcanzó 247,67pb, con una subida de 30.48pb. Esta subida, ha supuesto añadir otro país en riego a la ya complicada situación de la zona Euro. En estos momentos el bono a 5 años está en 4,6% y a 10 años 5,3%.
Prima de riesgo de Italia

Si fuera poco, es casi seguro que la semana que viene iremos recibiendo datos de la stress practicada a los bancos europeos. Si esta no cubre las expectativas de los mercados, supondrá una nueva situación de presión sobre la deuda soberana de los países implicados y por ende a toda la zona Euro. Como es lógico esto supondrá nuevas caídas de los índices del viejo continente.


 
Top