Uno de los dilemas que ha pesado sobre los Mercados a lo largo de esta semana por fin se ha despejado. En la noche el día de ayer, el parlamento griego ha dado su voto de confianza al nuevo Gobierno de Grecia, eso sí, por un escaso margen, los votos favorables fueron 155 (el número de diputados es de 300). Esta votación ha producido un efecto balsámico en la zona euro. Los mercados tuvieron alzas generalizadas, aunque estas fueron más suaves en los mercados asiáticos. En el día de hoy puede que se dé una recogida de beneficios. En cualquier caso, se espera en la primera parte de la sesión tranquilidad.

Aunque la votación griega ha tranquilizado el mercado, es necesario recordar que el próximo día 28 de junio, se presentará en el parlamento griego, la batería de medidas de recorte para el periodo 2011-15 que permitirán recibir las ayudas de la UE-BCE-FMI. En principio no se esperan sorpresas, pero habrá que estar pendientes de la votación de ese día.

En cuanto a Europa, resaltar los malos datos del día de ayer del ZWE, que sigue mostrando un sentimiento negativo y junto a otros datos parece mostrar que la economía europea está sufriendo un movimiento de desaceleración económica, produciéndose un alejamiento temporal de la finalización de la actual crisis. Habrá que ver en el corto plazo, si se trata sólo de una situación coyuntural, o es un problema estructural. Si fuera esta segunda situación, nos encontraríamos ante un problema de fondo de difícil solución en el corto palzo.


Por lo que respecta a Estados Unidos, tendremos dos importantes citas. La primera será la decisión sobre los tipos de interés, sobre los cuales no se esperan cambios y todos los expertos apuntan a que se mantendrán en el 0,25%. La segunda cita, me parece más importante, Bernanke hablará sobre si la economía norteamericana está entrando en un nuevo periodo de desaceleración y si esta desaceleración es sólo temporal o estructural. La respuesta a esta pregunta, vendrá dada por hechos tales como la no implementación de un nuevo QE3 y la cancelación a finales de este mes de la QE2.

En cualquier caso, no se debe olvidar que Bernanke al igual que otros presidentes de la FED, habla como el oráculo de Delfos y los datos sobre el futuro de la economía norteamericana se suelen encontrar “entre líneas” y no suele expresarlos de forma evidente. Por ello insisto en que puede ser más importante observar las medidas que toma la FED, que las palabras que expresa.

Otro asunto que tratará Bernanke, será el de la inflación y quizás nos de respuestas a si la inflación actual es consecuencia de este momento puntual o si existen riegos para la inflación en un futuro inmediato.
Esta tarde las respuestas y la lectura entrelineas de los expresado por Bernanke determinaran en movimiento de los Mercados en los próximos días. 


 
Top