Tras las declaraciones esperanzadoras de los dirigente de Francia y Alemania del pasado viernes, declaraciones que se adelantaron a las decisiones del ECOFIN, hoy nos encontramos con un panorama bien distinto, no hay acuerdo para la quinta entrega del primer plan de rescate Griego de €12.000M. Esta  situación esta provocando una nueva inseguridad de los mercados, que pone bajo presión a la deuda soberana. Por otro lado el FMI añade un nuevo elemento de presión al exigir pasos reales y menos acuerdos teóricos. Ante este panorama y la falta de cohesión en el partido socialista griego a la hora de formar gobierno, crea una tensión que se ha reflejado número rojos en las bolsas asiáticas, excepto en el Nikkei que ha terminado plano.

Otro elemento a tener muy presente esta semana, son las declaraciones de Bernake y los datos de la FED sobre la economía americana. Los Mercados temen que exista una nueva ralentización de la economía norteamericana y con ello una mayor tardanza en la recuperación económica. Lo que se espera de la FED, es que aunque mantenga que hay un cierto enfriamiento de la economía norteamericana, es meramente coyuntural y que a lo largo del segundo semestre se volverán a ver signos de recuperación.

En conclusión, esta semana hay que estar atentos a dos elementos, el primero la resolución de los problemas de financiación del rescate griego y como consecuencia de ello la presión sobre la deuda soberana y el Euro. Y segundo, las perspectivas sobre la economía norteamericana en el segundo semestre del año sean halagüeñas. Si así lo ratifica Benanke, supondrá una inyección de optimismo en los Mercados que se verá reflejada en los índices mundiales.

En Europa asistimos a números rojos en todos los indicadores. Por lo que respecta al IBEX35, una vez abandonado el soporte de los 1075, tiene el siguiente punto en los 9800 donde puede darse el fín del ciclo de bajadas y tornarse en un nuevo movimiento alcista.  


 
Top