"Miente como un bellaco quien diga que han retrocedido las políticas sociales". Estas palabras de Rodríguez Zapatero en un mitin electoral en Santander, recuerdan la distancia extraordinaria que existe entre los políticos y el común de los mortales.

Al final sólo hay dos soluciones, o pensar que cuando Zapatero se refiere a los bellacos, quiere hablar de los señores con mucho pelo, o mandar a todos los políticos al paro, con el fin de que vuelvan a vivir en el mundo real.



La política lleva a los que viven de ella a un mundo de fantasía que ni siquiera Carroll en su “Alicia en el país de la maravillas” podría emular. Alicia volvió a través del espejo a la realidad. Nuestros políticos se han quedado al otro lado del espejo.
 
Top