Hasta ahora la búsqueda de Bin Laden era como el juego de buscar a Wally, todos sabíamos que estaba allí, pero entre la multitud era difícil de encontrar.



Lo mismo pasaba con Bin Laden, todos sabíamos que estaba vivo, pero nadie era capaz de encontrarle.
Ahora resulta que al contrario del juego de Wally, en el que sabíamos seguro que estaba en el dibujo, Bin Laden ha desaparecido del dibujo por arte de unos SEAL y porque cual acto de fe, lo dice el Gobierno de Estados Unidos.

Me resulta curioso que la persona más buscada del mundo sea eliminada y tirada al mar sin  tan siquiera se muestren fotos del cadáver, o una filmación del lanzamiento del cuerpo al mar. Por recordar algunos cadáveres famosos que fueron fotografiados,  por ejemplo, el de Che, al cual se le cortaron las manos para comprobar su identidad. Tampoco olvido la ejecución filmada de Saddam Hussein y las consiguientes fotos del cuerpo y se podrían seguir dando ejemplos hasta cansarnos.

Es difícil de creer que los americanos que lo filman todo, no tengan imágenes sobre una operación tan importante. Esta operación parece más bien  una captura y lo más probable es que en estos momentos este en Guantánamo o en otro centro de detención secreto de la CIA sin las garantías procesales mínimas que deben acompañar cualquier detención, y siendo interrogado parea obtener la mayor información posible sobre Al qaeda y sus actividades.


Hoy día internacional de la libertad de prensa, la operación de Bin Laden no parece un ejemplo de transparencia informativa por parte del Gobierno Norteamericano.
 
Top