La muerte de Bin Laden sigue siendo para mí un misterio. Como mantengo en un artículo anterior, cada información que ofrece en gobierno de los Estados Unidos, reafirma mi creencia en que a Bin Laden no le han matado, sino que le han capturado.

La operación
La CIA a través de un informante recibe la ubicación de Bin Laden en Pakistán, en concreto en  Abbottabad, una población a 1.200 metros de altura y a unos 1.500 Km de Karachi.

Tras recibir la información, se decide que dos unidades de SEAL, penetren en territorio paquistaní y según la información oficial, eliminen a Bin Laden, sin avisar al gobierno de Pakistán y quedando la operación al cargo exclusivo de la marina.

Siguiendo la explicación oficial, dos helicópteros llegan a la casa en la que se escondía Bin Laden a la una de la madrugada y matan a los dos guardias que protegen la casa y todos los que se encuentran en el camino, aunque no lleven armas, incluido el propio Bin Laden. Después de 40 minutos desde el comienzo de la operación y abandonando uno de los helicópteros por avería, se marchan los dos grupos de SEAL, todos el material encontrado en la casa y el cadáver de Bin Laden.

Posteriormente, deciden arrojar el cadáver de Bin Laden al mar y volver a Estados Unidos.

Problemas de la versión oficial
Se enviaron dos helicópteros Black Hawk, dichos aparatos tienen una capacidad de 11 pasajeros y tres miembros de la tripulación.

La autonomía máxima de los Black Hawk es de unos 1.850 Km, con lo cual, es imposible que pudieran volver al Portaviones Carl Vinson sin repostar, pues la distancia del vuelo de la misión es de unos 3.000 Km. Esto me lleva a pensar que se suministrarían de combustible en  Afganistán, que está a 300 Km de Abbottabad. Además se encontraron con un problema adicional y fundamental en el consumo de combustible, la sobre carga del helicóptero, que está preparado para 14 personas y llevaban 20, más Bin Laden y todo el material obtenido en la residencia de Bin Laden.

En Afganistán, probablemente les hayan proporcionado un segundo helicóptero para llegar hasta su destino, que no creo que fuera en primera instancia un portaviones, con miles de testigos, de su llegada y donde sería imposible proteger de la curiosidad el supuesto cadáver del enemigo número uno, Bin Laden.

Lo que creo, es que fueron a un barco pequeño, con capacidad para dos helicópteros, del tipo “Independece” o “Fredooom”, en los que se puede hacer un viaje discreto, fuera de miradas indiscretas. Una vez en este barco y entregado Bin Laden y el material capturado, llegarían al portaviones, con un cadáver al que nadie tuvo acceso y que se les diría que era Bin Laden. Posteriormente, se realizaría una ceremonia religiosa en alta mar y se desharían del supuesto cadáver de Bin Laden.  Mientras tanto, este segundo barco navegaría Bin Laden ha su lugar secreto de internamiento.

Resulta difícil creer, que con la mentalidad tan practica de los americanos, eliminen una fuente de información tan importante. Y más aún, que se nieguen a presentar las fotos del cadáver del enemigo número uno del mundo.

En cualquier caso, esta es una opinión personal, basada en mi análisis de las informaciones aparecidas en los periódicos.
 
Top