Muchos españoles no se explican como la factura eléctrica puede haber subido por enésima vez. Más aun, cuando se escucha el menor atisbo de protesta, sale a la luz y nunca mejor dicho, el problema del déficit tarifario.

Resulta que cada día es más cara la electricidad y en vez de reducir el citado déficit, resulta que va aumentado. En el 2009 eran 14.950 millones de euros y que en 2010 rondará la friolera de 20.000 millones de euros.

Ante este panorama, el consumidor callará y pensará, mejor no protesto, no vaya a ser que encima me vuelvan a aumentar el recibo de la luz el próximo mes para pagar el déficit.




¿Qué es el déficit tarifario?

Según el Gobierno y las empresas eléctricas, la diferencia entre el coste de producción, transporte, etc. Y el precio de venta al consumidor. En resumen, que nos venden el precio del KW/h más barato, que lo que realmente cuesta.

Para compensar esta situación, el Gobierno, año tras año, van reconociendo esta deuda y es intención del Gobierno, emitir bonos a favor de las empresas eléctricas por valor de 2.000 millones de euros para y haciendo frente a la deuda.

Después de este panorama tan desolador, la preguntas que se puede hacer el consumidor son ¿Realmente existe ese déficit? y ¿Cómo es posible que haya déficit, si cada año las empresas eléctricas das mayores beneficios?



Cómo se compra la electricidad

Como todo el mundo sabe la tarifa eléctrica máxima (TUR) es fijada por el Gobierno y su valor se publica en el BOE. Este precio se obtiene del valor alcanzado en la última subasta trimestral de Cesur y que es gestionada electrónicamente por OMEL. Esta subasta tiene un precio de salida para electricidad básica y o otro para la electricidad punta, como referencia se utiliza el mercado diario OMEL. En el caso de la última subasta de febrero fueron 65 euros MW/h y 75 euros MW/h, respectivamente.



A este precio salen muchas órdenes de venta y en el lado contrario hay órdenes de compra a un precio más bajo. Como en las subasta de la lonja, el precio va de arriba abajo has que casan las órdenes. Curiosamente, estas órdenes están rondan el entorno del precio de mercado libre, que justamente, los días anteriores ha experimentado una subida notable.
Una vez fijado el precio, en la última 49,07 euros, los operadores serán compensados si los precios del mercado diario de la electricidad son inferiores al precio Cesur y si fueran superiores, tendrían que abonar la diferencia.
Como es lógico, al día siguiente de la subasta bajan los precios y con ellos se genera una deuda por parte del Estado, que es denominada déficit tarifario.

Como cabía esperar lo vendedores son principalmente Endesa, Unión Fenosa e Iberdrola. Y quienes son los principales compradores, Endesa, Unión Fenosa, Iberdrola.



Costes para las empresas eléctricas españolas

Los costes más altos vienen de las térmicas que funcionan con carbón y de las plantas de ciclo combinado, que funcionan con gas. Mientras que en las hidroeléctricas y las nucleares el coste es prácticamente cero. Se debe recordar que todos los salto de agua (es gratis) de este país, al igual que la construcción de las centrales nucleares corrieron a costa del Estado por lo cual, no tienen coste de amortización y tampoco hay que olvidar, que el viento es gratuito.

Es obligado decir, que plantas que puedan aumentar y reducir su producción son necesarias para cubrir las necesidades puntas de la demanda eléctrica.


Coste de la electricidad para el usuario español

En España, el coste final incluidos impuestos del KW/h es de 0,22 céntimos de euro, y sin impuestos 0,14 céntimos de euro.

El precio al que compraron puesto en frontera las empresas eléctricas el MW/h en mes de diciembre fue de 49,07 euros, o visto de otra manera, el KW/h les sale en frontera a 0,05 céntimos de euro, al precio de la energía hay que añadir el 45% que corresponde con el peaje de acceso y ya sumaría 0,11 céntimos de euro. Esto es lo que cuesta comprar y llevar la electricidad hasta los postes de baja tensión. Queda un beneficio de 0,03 céntimos de euro. Además las compañías eléctricas obtienen beneficio en la producción propia de energía, donde ronda el 17%.

No conviene olvidar que al precio de habría que añadir el 4,864% del impuesto eléctrico que corresponde a la moratoria nuclear, las subvenciones al carbón, etc. Y por último el 18% de IVA, que curiosamente se aplica no sólo sobre el consumo, sino también sobre el impuesto eléctrico. Además del término fijo, que se cobra simplemente por dar servicio.


Consecuencias del precio de la electricidad sobre el usuario final

España respecto a sus socios comunitarios ocupa sexto el puesto en cuanto a precio del KW/h para el consumo en los hogares. Los españoles tienen el dudoso honor de estar por delante de Alemania séptima, Inglaterra la octava, Portugal decimocuarta y Francia vigesimoprimera plaza.

El esfuerzo económico sobre la renta per cápita del consumidor español en el pago de la factura eléctrica es de un 11,1% más que la media comunitaria. Mientras que a Francia le supone un -43,3%, a Inglaterra 3,7%, a Alemania -2,7% y a Portugal un 10,5%.


Claves para cuestionar el precio de la electricidad en España

  • España está a la cabeza de los precios de la electricidad para el usuario final en la Unión Europea.
  • El esfuerzo del ciudadano para el pago de dicha factura es ímprobo.
  • Las empresas eléctricas, en la mayoría de los casos aumentan sus beneficios.
  • Si el resto de empresas eléctricas europeas no tienen déficit tarifario con un precio más bajo, ¿por qué las empresas españolas insisten en ello?

Beneficios de las empresas eléctricas

Beneficio de Endesa 4.129 millones de euros; Iberdrola 2.870 millones de euros, Unión Fenosa 3.200 millones de euros.

 
Top