Una de las mentiras de la crisis es la subida de los precios del petróleo y como consecuencia directa la subida de la gasolina. ¿Cuánto vale un barril de crudo y cuanta gasolina se obtiene de él?

Cuando el gobierno habla de la crisis, normalmente se utilizan palabras como “mercados”, “activos financieros”, “mercados secundarios”. Pero quizás uno de los términos más utilizados sea la "fluctuación del precio del petróleo" sobre la que se han utilizado grandes mentiras.

Lo primero a analizar es el precio del petróleo y para ello es necesario saber, que el crudo no se compra como una barra de pan en el supermercado. Una buena parte de dicho petróleo se adquiere mediante acuerdos con los países de la OPEP y el resto acudiendo a los mercados Internacionales.




El precio real del petróleo

En las páginas especializadas que muestran la cotización del crudo en tiempo real se puede observar que el petróleo se compra mediante contratos de futuro a tres meses, con lo cual el precio que marca hoy, no es el del día, sino el del vencimiento del contrato. Este dato, hace patente lo incorrecto de la información que reciben los ciudadanos.

Cuando se dice, por ejemplo, que hoy ha alcanzado el barril los 90 dólares, en realidad ese no es el precio de hoy, sino el de la finalización del trimestre, ya que el precio real de hoy es el de tres meses atrás. Esto se ve cuando se prevé un invierno muy frio, el petróleo sube en septiembre previendo una subida del consumo en los meses diciembre, enero y febrero.




Factores financieros y estacionales
Con este dato se puede despejar dos dudas muy comunes:
  1. Cuando baja el petróleo, ¿por qué no baja el precio de la gasolina?
  2. ¿Por qué cuando sube el valor del euro, no baja el precio de la gasolina?

En ambos casos, cuando se produce la compra efectiva, depende del precio que se compró unos meses antes y del precio del euro en el momento en que se hace efectivo el pago. Que desde luego no se corresponde con el momento en que se echa la gasolina en el surtidor.

¿Qué se obtiene y cuánto cuesta un barril del crudo?

Ahora analicemos el coste de un barril de petróleo (159 litros) y que produce:
  • Un barril tiene un coste medio 90 dólares o lo que es lo mismo 66,23 euros.
  • Coste medio del litro de gasolina en el surtidor 0,62 euros.
  • Salen de un barril 80 litros de gasolina a 1,29 euros/Litro = 103,20 euros.
  • Salen del barril 11 litros de keroseno a 1,49 euros/Litro = 16,39 euros.
  • Salen del barril 15 litros de lubricante, 11 litros para la creación de plásticos y 18 litros de alquitrán.

Con estos datos del precio de venta de los destilados del barril sale un precio bruto de 119,59 euros. Por redondear las variables del precio que no se conocen, se puede calcular un precio final de venta de 140 euros menos 66,23 euros del precio del barril en bruto, con lo que quedaría un margen de 73,77 euros por barril.

Los mayores beneficiados son el Estado y las petroleras

Con esta estimación aproximada, se entiende el porqué las grandes petroleras, por ejemplo Repsol en el año 2010, tuvo unos beneficios de 4.693 millones de euros.

Teniendo todo esto en cuenta, ¿por qué vale 1,29 euros la gasolina?. La respuesta es sencilla; el Estado español se lleva la friolera de 0,67 euros en impuestos, o lo que es lo mismo, recauda el 50% del precio final de la gasolina.

De tal manera que si llenar el depósito de un coche cuesta 50 euros, aproximadamente, 26 euros son recaudados por el Estado.

Los ciudadanos son las auténticas víctimas de la crisis

Las conclusiones a sacar son las siguientes:

  • Siempre son los mismos los que soportan las crisis económicas, “los ciudadanos”
  • El Estado mantiene la creencia que vaciando los bolsillos de los ciudadanos resultará posible salir de la crisis.
  • Si los ciudadanos no tienen dinero en el bolsillo es imposible estimular el consumo, base fundamental para salir de cualquier crisis.
  • Último, jamás un Gobierno ha conseguido salir de ninguna crisis. En la mayoría de los casos las medidas que toman son ineficaces y son los ciudadanos mediante el ahorro y el sacrificio personal quien lo consigue.


En cualquier caso, el sacrifico que ha asumido la sociedad en su conjunto, hará posible, independientemente de las acciones del Gobierno, la futura recuperación económica.

 
Top